ARTÍCULO ORIGINAL

Resultados de la vigilancia nacional de la resistencia antimicrobiana de enterobacterias y bacilos Gram negativos no fermentadores en infecciones asociadas a la atención de salud, Colombia, 2012-2014

Results of the national surveillance of antimicrobial resistance of Enterobacteriaceae and Gram negative bacilli in health care-associated infections in Colombia, 2012-2014

María Victoria Ovalle1; Sandra Yamile Saavedra2; María Nilse González2; Andrea Melissa Hidalgo2; Carolina Duarte2; Mauricio Beltrán1

1 Dirección de Redes en Salud Pública, Instituto Nacional de Salud, Bogotá, D.C., Colombia
2 Programa de Vigilancia de Resistencia Antimicrobiana en Infecciones Asociadas a la Atención en Salud, Grupo de Microbiología, Subdirección Laboratorio Nacional de Referencia, Dirección de Redes en Salud Pública, Instituto Nacional de Salud, Bogotá, D.C., Colombia

Correspondencia: María Victoria Ovalle, Dirección de Redes en Salud Pública, Instituto Nacional de Salud, Avenida calle 26 N° 51-20, Bogotá, D.C., Colombia Teléfono: 220 7700, extensión 1421
* Conflicto de intereses Los autores declaran que no tienen conflictos de intereses.

Recibido: 2016 Julio 28; Aceptado: 2016 Diciembre 14



Resumen

Introducción.

En el tercer trimestre de 2012, comenzó a operar el Sistema Nacional de Vigilancia de Resistencia Antimicrobiana en las infecciones asociadas a la atención en salud, con el fin de recabar y analizar la información referente al problema en Colombia.

Objetivo.

Describir los perfiles de resistencia y los resultados de la vigilancia por el laboratorio con base en los datos recolectados en el Sistema.

Materiales y métodos.

Se hizo un estudio descriptivo y retrospectivo con base en la información del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública, Sivigila, 1 de septiembre de 2012 a 31 de diciembre de 2014, así como de las bases de datos Whonet con los datos notificados por las unidades primarias generadoras de datos y los resultados de la confirmación por el laboratorio de la caracterización fenotípica y genotípica de la resistencia a carbapenemasas en 1.642 aislamientos (927 de enterobacterias, 614 de Pseudomonas spp. y 101 de Acinetobacter spp.).

Resultados.

La resistencia de Escherichia coli a las cefalosporinas de tercera generación presentó un incremento significativo, alcanzando 26,3 % en unidades de cuidados intensivos y 22,5 % en otras áreas de hospitalización. La resistencia a ertapenem de Klebsiella pneumoniae registró un incremento y alcanzó 14,6 % en unidades de cuidados intensivos. La resistencia de Acinetobacter baumannii a los carbapenémicos superó el 50 % en dichas unidades, en tanto que en Pseudomonas aeruginosa se presentaron porcentajes más bajos (38,8 %). Las carbapenemasas más frecuentes en enterobacterias fueron la KPC (n=574), seguida de la NDM (n=57); en P. aeruginosa, la VIM (n=229) y la KPC (n=114), y en A. baumannii, la OXA-23 (n=87). Se detectaron varias combinaciones de carbapenemasas, siendo la de KPC y VIM la más frecuente en Pseudomonas spp., y en enterobacterias.

Conclusión.

La información obtenida a partir del Sistema Nacional de Vigilancia ha permitido conocer los perfiles y los mecanismos de resistencia a carbapenémicos de las cepas que están circulando en las instituciones de salud del país.

Palabras clave: farmacorresistencia microbiana, infecciones bacterianas, vigilancia, carbapenémicos, Enterobacteriaceae, Acinetobacter, Pseudomonas.


Abstract

Introduction:

The Colombian National Antimicrobial Resistance Monitoring System for the surveillance of healthcare-associated infections was set up to meet this problem in the third quarter of 2012.

Objective:

To describe resistance profiles and laboratory-based surveillance based on the information collected by the System.

Materials and methods:

We conducted a retrospective and descriptive study of the information notified to the Colombian Public Health Surveillance System (Sivigila), and in the Whonet databases covering the period from July 2012 to December 2014 provided by the primary data-generating units in the country, as well as laboratory surveillance results from 1,642 phenotypic and genotypic tests on carbapenemase isolates (927 from Enterobacteriaceae, 614 from Pseudomonas spp. and 101 from Acinetobacter spp.).

Results:

There was a significant increase in Escherichia coli resistance to third-generation cephalosporins (reaching 26.3% in ICUs and 22.5% in other hospital wards), and Klebsiella pneumoniae resistance to ertapenem also increased (reaching 14.6% in ICUs). Acinetobacter baumannii carbapenem resistance exceeded 50% in ICUs whereas Pseudomonas aeruginosa had lower carbapenem resistance (38.8%). KPC (n = 574) and NDM (n=57) were the most frequently occurring carbapenemases in Enterobacteriaceae, VIM (n=229) and KPC (n=114) in P. aeruginosa, and OXA-23 in A. baumannii (n=87); several carbapenemase combinations were identified, KPC + VIM being the most common in Pseudomonas spp. and Enterobacteriaceae.

Conclusion:

The data from the surveillance of healthcare-associated infections revealed significant carbapenem resistance profiles and antimicrobial resistance mechanisms circulating in Colombian healthcare institutions.

Key words: Drug resistance, microbial, bacterial infections, surveillance, carbapenems, Enterobacteriaceae, Acinetobacter, Pseudomonas.

La aparición y la rápida diseminación de microorganismos cada vez más resistentes a la acción de los antimicrobianos en los servicios de salud, se asocian con aumento de la morbilidad, la mortalidad, la estancia hospitalaria y los costos de la atención sanitaria (1). Por ello, en su estrategia mundial para la contención de esta problemática, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda estimular las medidas de prevención de las infecciones para retrasar la aparición de la resistencia, disminuir la diseminación de microorganismos resistentes y, así, reducir el impacto negativo de la resistencia a los antimicrobianos en los pacientes y en los costos de la atención sanitaria (2). En este contexto, la implementación de sistemas de vigilancia es el primer paso y parte fundamental de dicha estrategia.

En 2008, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia diseñó un modelo de vigilancia en salud pública que incluía las infecciones asociadas a la atención en salud, la resistencia antimicrobiana y el consumo de antibióticos como problemas prioritarios de salud pública a nivel nacional. En el 2012, el Instituto Nacional de Salud estableció una metodología para la implementación progresiva de estas estrategias de vigilancia y emitió la Circular 045, en la cual se establece la obligatoriedad de la notificación de estas situaciones en todo el territorio nacional.

Por otra parte, el Grupo de Microbiología del Instituto Nacional de Salud se incorporó desde 2010 a la Red Latinoamericana de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (RELAVRA), cuyo objetivo es obtener información microbiológica confiable, oportuna y reproducible, con el fin de fortalecer la vigilancia mediante la instauración de programas sostenibles de garantía de la calidad.

En el marco del Programa de Vigilancia de la Resistencia Antimicrobiana en las infecciones asociadas a la atención de salud, y con el uso de Whonet, el Grupo de Microbiología incluye la vigilancia de la resistencia a diferentes antimicrobianos en enterobacterias, bacilos Gram negativos y cocos Gram positivos (Staphylococcus spp. y Enterococcus spp.), así como la vigilancia de resistencias inusuales en diferentes bacterias.

El objetivo de este trabajo fue presentar los resultados obtenidos del Sistema Nacional de Vigilancia de la Resistencia Antimicrobiana en las infecciones asociadas con la atención de salud, así como de la notificación a las bases de Whonet y la vigilancia por laboratorio de carbapenemasas a partir del 1° de septiembre de 2012 a 31 de diciembre de 2014 en enterobacterias y los bacilos Gram negativos no fermentadores Pseudomonas spp. y Acinetobacter spp. de pacientes atendidos en unidades de cuidados intensivos y otras áreas de hospitalización de las instituciones de salud que reportan al sistema de vigilancia.

Materiales y métodos

Se hizo un estudio descriptivo y retrospectivo con base en la información recolectada en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública, Sivigila, proveniente de las unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que estas remiten a las entidades territoriales correspondientes, las que, a su vez, las hacen llegar al Instituto Nacional de Salud.

Cada una de estas unidades recoge mensualmente los datos microbiológicos de los sistemas automatizados, utilizando el programa Whonet, versión 5.6 (OMS, 2014), previo control de calidad de las bases de datos.

El Sistema Nacional de Vigilancia viene funcionando desde el 1° de septiembre de 2012. En agosto de ese año, los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Boyacá y Santander comenzaron a enviar la información (30 UPGD en total). En 2013, ingresaron al sistema de vigilancia los departamentos de Meta, Cundinamarca y los distritos de Bogotá y Barranquilla (137 UPGD en total) y, en 2014, se había alcanzado un número de 157 UPGD que notificaban en los ocho departamentos.

En el análisis de la información sobre la resistencia antimicrobiana, se utilizó el programa Whonet, versión 5.6, y se incluyó únicamente el primer aislamiento de cada paciente. Los perfiles de resistencia antimicrobiana se analizaron siguiendo las recomendaciones vigentes del Clinical and Laboratory Standards Institute (CLSI, 2014) (3) para enterobacterias, Pseudomonas aeruginosa y Acinetobacter baumannii.

Aislamientos y caracterización microbiológica

Además de esta vigilancia, el 1° de septiembre de 2012, el Grupo de Microbiología dio inicio al Programa de Vigilancia por el Laboratorio de la Resistencia Antimicrobiana en infecciones asociadas a la atención en salud, en cuyo marco se vigila la resistencia mediada por carbapenemasas en bacilos Gram negativos (enterobacterias, Pseudomonas spp. y Acinetobacter spp.), la resistencia a vancomicina en Staphylococcus spp. y en Enterococcus spp., y resistencias inusuales en diferentes bacterias.

Entre el 1° de septiembre de 2012 y el 31 de diciembre de 2014, se recibieron en el Grupo de Microbiología 1.642 aislamientos (927 de enterobacterias, 614 de Pseudomonas spp. y 101 de Acinetobacter spp.) provenientes de 19 departamentos del país para la detección e identificación fenotípica y genotípica de carbapenemasas. Se confirmó la identificación y se determinó el perfil de sensibilidad de todos los aislamientos recibidos, utilizando el sistema automatizado Vitek 2 Compac(r) (bioMérieux, tarjeta AST-N082, AST N272 y AST N 271) y, además, la técnica de difusión en disco (Kirby-Bauer). La interpretación de los resultados se ajustó a los parámetros vigentes del CLSI (3).

La detección fenotípica de carbapenemasas se hizo mediante el test modificado de Hodge, usando como indicadora la cepa Escherichia coli ATCC 25922, como control positivo la cepa K. pneumoniae ATCC BAA 1705 (positiva para KPC) y, como control negativo, la cepa K. pneumoniae ATCC BAA 1706. La detección de carbapenemasas de tipo serina de clase A se hizo mediante la prueba de sinergia con ácido fenilborónico (APB), usando como control positivo la cepa K. pneumoniae ATCC BAA 1705 (positiva para KPC).

Para la detección de carbapenemasas del tipo de las metalobetalactamasas, se empleó la prueba de sinergia con ácido etilendiaminotetracético-ácido mercaptoacético de sodio (EDTA/SMA) en todos los aislamientos y la cepa K. pneumoniae ATCC BAA 2146 (positiva para NDM) como control positivo.

Caracterización genotípica

El ADN de los aislamientos se obtuvo mediante lisis celular por ebullición. Para la detección de carbapenemasas, se recurrió a una reacción en cadena de la polimerasa (PCR) convencional. La detección de los genes blaKPC, blaGES y blaVIM (4) se hizo mediante PCR múltiple, y la de blaNDM (5), blaIMP (6) y blaOXA-48 (7), con PCR simple. La presencia de carbapenemasas del tipo de las OXA de los subgrupos blaOXA-23, blaOXA-24/40, blaOXA-51, blaOXA-58 (8) y blaOXA-143 (9) en Acinetobacter spp., se evaluó mediante PCR múltiple. Las mezclas para la reacción contenían: solución tampón para PCR 1X, 3 mM de MgCl2 (PCR múltiple para OXA ), 2 mM de MgCl2 (PCR múltiple para KPC, GES y VIM), y 1,5 mM de MgCl2 (PCR simple), 0,2 mM de dNTP y 1 U/µl de Taq ADN polimerasa (Invitrogen, Life Technologies) para la PCR múltiple y 0,5 U/µl de Taq ADN polimerasa (Invitrogen, Life Technologies) para la PCR simple.

Las condiciones de amplificación, las secuencias y la concentración de los iniciadores se describen en el cuadro 1. Las reacciones de PCR se realizaron en los termocicladores T100 y C1000 de Bio-Rad. Los productos de amplificación se visualizaron en geles de agarosa al 1,2 %, teñidos con bromuro de etidio (0,5 µg/ml).

Cuadro 1 Condiciones de amplificación, secuencias y concentración de iniciadores en la reacción en cadena de la polimerasa
pb: pares de bases

Resultados

En el cuadro 2 se presentan los microorganismos más frecuentemente aislados entre 2012 y 2014 discriminados según el tipo de servicio de salud del cual provenían. Se observó que la frecuencia de microorganismos tuvo un comportamiento idéntico durante los años de estudio. En las unidades de cuidados intensivos predominó K. pneumoniae, seguido de E. coli, P. aeruginosa y Staphylococcus aureus, en tanto que en otras áreas de hospitalización predominó E. coli, seguido de K. pneumoniae, S. aureus y P. aeruginosa. Por otra parte, se observó un incremento en el número de microorganismos reportados.

Cuadro 2 Prevalencia de los principales patógenos

En los cuadro 3 y cuadro 4 se presentan los perfiles de resistencia más frecuentes en las enterobacterias y en P. aeruginosa y A. baumannii, discriminados según las áreas de hospitalización (unidades de cuidados intensivos y otras). Es importante resaltar que el número de microorganismos sujetos a vigilancia durante 2012 fue mucho menor que el de los demás años, debido a que la vigilancia se inició a partir del mes de agosto de ese año.

Cuadro 3 Perfiles de resistencia en enterobacterias y bacilos Gram negativos no fermentadores en las unidades de cuidados intensivos, 2012-2014
% R: porcentaje de resistencia; n: número de aislamientos

Cuadro 4 Perfiles de resistencia en enterobacterias y bacilos Gram negativos no fermentadores en otras áreas de hospitalización diferentes a las unidades de cuidado intensivo, 2012-2014
% R: porcentaje de resistencia; n: número de aisamientos

Se observó un ligero incremento en la resistencia de E. coli a cefalosporinas de tercera generación en los dos tipos de servicios de atención hospitalaria, siendo mayor en las unidades de cuidados intensivos, con un rango de resistencia entre 20,8 y 26,5 % (CIM50 =1-2 µg/ml); específicamente, se presentó un incremento significativo en la resistencia a la ceftazidima, marcador de resistencia a cefalosporinas de tercera generación, en los tres años de vigilancia (p<0,007). La resistencia a carbapenémicos en las unidades de cuidados intensivos tuvo un comportamiento similar en los años 2012 y 2014, con un promedio de resistencia de 1,8 % (CIM50 =0,5-1 µg/ml), y sin diferencias significativas; sin embargo, se observó una ligera disminución en los porcentajes de resistencia en 2013.

En las otras áreas de hospitalización, se presentó un incremento significativo (p<0,03) en la resistencia a cefalosporinas de tercera generación durante el período vigilado, en tanto que en la resistencia a los carbapenémicos se observó una disminución significativa (p<0,003) en 2014, con un rango de resistencia que osciló entre 0,6 y 0,9 % (CIM50 =0,5-1 µg/ml para ertapenem e imipenem, y CIM50 =0,25-8 µg/ml para meropenem).

Klebsiella pneumoniae presentó porcentajes similares de resistencia a cefalosporinas de tercera generación en los años de vigilancia, con un promedio de 37,5 % en las unidades de cuidados intensivos y de 36,8 % (CIM50 =1-8 µg/ml) en otras áreas de hospitalización. La resistencia a carbapenémicos en las primeras aumentó significativamente (p<0,004): para ertapenem pasó de 9,3 % en 2012 a 14,6 % en 2014 (CIM50 =0,5-1 µg/ml); sin embargo, en otras áreas de hospitalización, la resistencia fue menor comparada con la registrada en las unidades de cuidados intensivos, pues alcanzó una resistencia de 12,5 % (CIM50 =0,5-4 µg/ml).

Se analizó la resistencia en Providencia rettgeri, ya que en esta enterobacteria se ha detectado el mayor número de metalobetalactamasas de tipo NDM durante la vigilancia, y se observó que, a pesar del bajo número de aislamientos notificados, en las unidades de cuidados intensivos se presentaron porcentajes elevados de resistencia a cefalosporinas de tercera generación, con un promedio de 56,1 %, aunque sin diferencias significativas (CIM50 =4-64 µg/ml) comparado con el de otras áreas de hospitalización, cuyo promedio de resistencia fue de 34,3 % (CIM50 =1-8µg/ml).

En A. baumannii se evidenció una mayor resistencia a carbapenémicos en las unidades de cuidados intensivos, con un incremento significativo en los tres años de vigilancia (p<0,02), que alcanzó un promedio de 53,8 % (CIM50 =16 µg/ml) en 2014, en tanto que en otras áreas de hospitalización no se observó un incremento significativo en la resistencia a esta familia de antibióticos, la cual osciló entre 46,4 y 47,2 %; sin embargo, la CIM50 para 2014 fue menor que la reportada en las unidades de cuidados intensivos (CIM50 =1 µg/ml).

Los porcentajes de resistencia a carbapenémicos en P. aeruginosa fueron más altos en las unidades de cuidados intensivos, con una resistencia promedio de 32,4 % (CIM50 =1-2 µg/ml), que en las otras áreas de hospitalización, cuya resistencia promedio fue de 22,8 % (CIM50 =1-2 µg/ml).

En los datos reportados sobre resistencia antimicrobiana entre 2012 y 2014, se evidenciaron altos porcentajes de resistencia a carbapenémicos en K. pneumoniae; en la figura 1 se presenta la tendencia de este fenotipo de resistencia a carbapenémicos durante los años de vigilancia, observándose en el primer año un alto porcentaje de resistencia, el cual alcanzó 11 %, en los dos tipos de servicio hospitalario considerados, a pesar del bajo número notificado de microorganismos. Se destaca la disminución de la resistencia a imipenem y meropenem en 2013, aunque la tendencia general al incremento de la resistencia a esta familia de antibióticos se mantuvo.


Figura 1 Fenotipo de la resistencia a carbapenémicos en K. pneumoniae por área de hospitalización, 2012-2014
  —Fuente: Sistema Nacional de Vigilancia de Resistencia Antimicrobiana en IAAS. Grupo de Microbiologia, Dirección Redes en Salud Pública, Instituto Nacional de Salud Fenotipos de resistencia kpn_etp: K. pneumoniae resistente a ertapenem; kpn_ipm: K. pneumoniae resistente a imipenem; kpn_mem: K. pneumoniae resistente a meropenem. UCI: Unidad de cuidados intensivos. No UCI: servicio de hospitalización. % R: porcentaje de resistencia.

Según los datos del programa de vigilancia por laboratorio de la resistencia antimicrobiana en las infecciones asociadas a la atención de salud, K. pneumoniae fue la enterobacteria que más frecuentemente se identificó (n=468), seguida de Enterobacter cloacae (n=195), E. coli (n=110), P. rettgeri (n=44) y Serratia marcescens (n=43).

Entre las enterobacterias, la KPC fue la carbapenemasa más prevalente (70,3 %; n=574), seguida de las metalobetalactamasas NDM (7 %; n=57) y VIM (2,8 %; n=23); la KPC se detectó en la mayoría de especies analizadas, excepto en Morganella morganii y Providencia spp.; la NDM se identificó principalmente en P. rettgeri y Klebsiella spp., en tanto que la VIM se detectó en Klebsiella spp. y Enterobacter spp., la IMP en P. rettgeri y la GES en Citrobacter spp. Las combinaciones identificadas fueron la de KPC y GES (n=6), KPC y VIM (n=6), y KPC y NDM (n=3). En 17,8 % (n=145) de los aislamientos la resistencia a carbapenémicos no se asoció con la producción de carbapenemasas (cuadro 5)

Cuadro 5 Distribución de carbapenemasas en enterobacterias
n: número de aislamientos; S: sensible a carbapenémicos; R: resistente a carbapenémicos *Aislamientos en los cuales la resistencia a carbapenémicos no se asoció con la producción de carbapenemasas

En Pseudomonas spp., las carbapenemasas más identificadas fueron la VIM (n=229) y la KPC (n=114). Las combinaciones identificadas fueron las de KPC y VIM (n=27), VIM y GES, y KPC y GES, en dos aislamientos cada una. En 33,7 % (n=191) de los aislamientos, la resistencia a carbapenémicos no se asoció con la producción de carbapenemasas (cuadro 6).

Cuadro 6 Distribución de carbapenemasas en Pseudomonas spp.
n: número de aislamientos; S: sensible a carbapenémicos; R: resistente a carbapenémicos
*Aislamientos en los cuales la resistencia a carbapenémicos no se asoció con la producción de carbapenemasas

En Acinetobacter spp. se observó el predominio de la carbapenemasa OXA-23 (n=87), y, además, se destacó la presencia de NDM en tres aislamientos y de las combinaciones de OXA-23 y NDM, KPC y OXA-23, y OXA-24 y OXA-143, en un aislamiento cada una (cuadro 7).

Cuadro 7 Distribución de carbapenemasas en Acinetobacter spp.
n: número de aislamientos; S: sensible a carbapenémicos; R: resistente a carbapenémicos

La distribución geográfica de las carbapenemasas durante el periodo analizado se presenta en la figura 2. Se observó que las carbapenemasas KPC, VIM y OXA-23 estaban ampliamente diseminadas; la NDM solo se identificó en cinco departamentos: Antioquia, Cundinamarca (incluidos los aislamientos de Bogotá), Santander, Norte de Santander y Valle del Cauca. La carbapenemasa IMP se detectó únicamente en Bogotá y, la GES, en Antioquia.


Figura 2 Distribución geográfica de los aislamientos de microorganismos productores de carbapenemasas en Colombia, septiembre de 2012 a diciembre de 2014

La distribución geográfica de las combinaciones se presenta en la figura 3. La combinación de KPC y VIM fue la de mayor distribución en el país, seguida de NDM y KPC (Nariño, Norte de Santander y Valle del Cauca), y KPC y GES (Antioquia, Norte de Santander y Santander). Las combinaciones con las carbapenemasas OXA del subgrupo OXA23 se identificaron en tres departamentos (una por departamento) y solo se detectó la de dos carbapenemasas oxacilinasas en Norte de Santander.


Figura 3 Distribución geográfica de los aislamientos de microorganismos productores de combinaciones de carbapenemasas en Colombia, septiembre de 2012 a diciembre de 2014

Discusión

Los sistemas de vigilancia han demostrado ser una estrategia efectiva para detectar tempranamente las cepas emergentes o aquellas con mecanismos de resistencia de importancia en salud pública; además, permiten conocer los perfiles de sensibilidad, la tendencia de la resistencia, la transmisión y la expresión de los genes de resistencia en varias poblaciones de bacterias, con lo cual es posible orientar las decisiones terapéuticas, la implementación de cambios en las prácticas de prescripción de antibióticos y las intervenciones de control de infecciones para contener la resistencia en el ámbito hospitalario (10).

Los datos que se presentan en este informe evidencian, en general, una mayor resistencia de los principales fenotipos de enterobacterias y bacilos Gram negativos no fermentadores en las unidades de cuidados intensivos. En el 2014, se observó en E. coli una resistencia a la ceftazidima, marcador de las cefalosporinas de tercera generación, de 24,6 % en las unidades de cuidados intensivos y de 20,3 % en otras áreas de hospitalización. Tales porcentajes superan lo reportado en el informe anual de 2010 por la Red de Monitoreo o Vigilancia de la Resistencia a los Antibióticos de la Organización Panamericana de la Salud, la cual incluye 20 países de Latinoamérica, pues la resistencia a la ceftazidima se ubicó en un rango de 8 a 42 %, siendo Panamá el país con los más bajos porcentajes de resistencia (8 %), y Cuba y Perú, los que reportaron los porcentajes más altos (>30 %) (11).

En cuanto a K. pneumoniae, los más altos porcentajes de resistencia a carbapenémicos se registraron en las unidades de cuidados intensivos, observándose un incremento en la resistencia entre 2012 y 2014, ya que pasó de 9,3 a 14 %, porcentaje que superó lo reportado por otros autores (12,13), pero fue menor que el reportado por otras redes de vigilancia locales, el cual fue de 17 a 20 %, en 2013 (14,15), aunque en otra áreas de hospitalización la resistencia fue menor (12,7 %).

La rápida diseminación de aislamientos de enterobacterias productoras de carbapenemasas se ha convertido en un problema de salud pública debido a las pocas opciones terapéuticas para tratar las infecciones que causan. En el 2006, se describió por primera vez en Colombia la presencia de KPC-2 (16) en pacientes hospitalizados y, en 2008, se reportó el primer brote por KPC-3 (17). Este incremento en la prevalencia ha ocurrido simultáneamente con el aumento en las tasas de resistencia a carbapenémicos en diferentes especies de enterobacterias (18). Colombia es considerada como una región endémica para KPC (18) y, en el presente informe, fue la carbapenemasa más frecuentemente detectada en estos microorganismos (70,3 %), lo cual coincide con lo reportado en otros sistemas de vigilancia como el de Chile (32 de 34 aislamientos de KPC analizados) (19) y el de Canadá (89,3 %; n=742 aislamientos) (20).

Con respecto a otras carbapenemasas, la NDM se reportó por primera vez en el país en 2012, con una prevalencia mayor de la reportada en otros estudios de vigilancia (Chile y Canadá) (20). En Colombia, se detectó principalmente en P. rettgeri (66,7 %) y en Klebsiella spp. (21,1 %), y sigue presentándose principalmente en P. rettgeri (21); también, se ha reportado en Argentina, Brasil, México y Uruguay (http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=24472).

En el periodo de vigilancia analizado en el presente estudio, se detectó por primera vez la carbapenemasa IMP en un aislamiento clínico, aunque esta enzima ya había sido reportada en el país en 2006, en un aislamiento de Salmonella enterica proveniente de muestras de alimentos recolectadas en la costa Caribe (22). También, se detectó por primera vez la GES, la cual también se ha reportado en Brasil y Canadá (23,24).

Según los datos analizados, la resistencia a carbapenémicos en A. baumannii y P. aeruginosa fue mayor en las unidades de cuidados intensivos, con un promedio de 53,2 % y 32,4 %, respectivamente, siendo menores los porcentajes reportados en el sistema de vigilancia de Chile (42,7 % y 18,5 %, respectivamente) (25). Las carbapenemasas más frecuentemente detectadas en Pseudomonas spp fueron la VIM y la KPC, en una relación de 2 a 1, respectivamente. En Colombia estas dos enzimas son endémicas en Pseudomonas spp (26,27). Además, se detectó por primera vez la presencia de GES y un aislamiento portador de NDM, enzima que se considera poco frecuente en este microorganismo (28).

Por otra parte, en Acinetobacter spp la OXA-23 fue la carbapenemasa más frecuentemente identificada, lo que coincide con lo reportado en otros estudios en el país (29,30). Asimismo, se detectó por primera vez la OXA-143, enzima previamente identificada en Brasil, Estados Unidos y Honduras (31,32), así como la NDM y la KPC en Acinetobacter spp.

Durante el periodo de vigilancia analizado, se detectaron algunos casos de combinaciones en enterobacterias, Pseudomonas spp. y Acinetobacter spp., siendo la principal la de KPC y la VIM en Pseudomonas spp. y en enterobacterias, combinación que ya había sido reportada en el país (figura 3) (26,27,33-35). Por primera vez se detectaron en el país combinaciones de NDM (KPC y NDM, y NDM y OXA-23), aunque en otros países ya se habían reportado (36,37). Asimismo, se identificaron por primera vez las combinaciones de KPC y GES, VIM y GES, KPC y OXA-23, VIM y OXA-23, y OXA-24 y OXA-143. Por lo general, los aislamientos que presentan combinaciones tienen mayor resistencia, lo cual limita las opciones terapéuticas. Además, la amenaza de diseminación de este tipo de microorganismos en los hospitales es preocupante.

Estos hallazgos evidencian un problema de salud pública debido a la alta prevalencia de la resistencia de las enterobacterias y bacilos Gran negativos no fermentadores a los antibióticos de importancia hospitalaria.

Se detectó la circulación de KPC y VIM en los departamentos que hacen parte del sistema nacional de vigilancia. Aunque la presencia de NDM se reportó recientemente en el país, el número de casos va en aumento en las diferentes regiones y ha adquirido características endémicas.

De ahí, la necesidad de fortalecer las estrategias de vigilancia, prevención y control a nivel local, para evitar la diseminación de patógenos multirresistentes en el ambiente hospitalario. Asimismo, es indispensable mantener una articulación continua entre el laboratorio de microbiología, el comité de infecciones y el comité clínico, con el fin de detectar oportunamente estos perfiles de resistencia.


Financiación Estuvo a cargo del Instituto Nacional de Salud.

Agradecimientos

Al personal de los programas de vigilancia de la resistencia bacteriana en infecciones asociadas con la atención de salud y de los laboratorios departamentales de salud pública de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, Casanare, Córdoba, Cundinamarca, Huila, Meta, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Santander, Valle del Cauca, y a las secretarías distritales de salud de Bogotá y Barranquilla, así como a la red de hospitales públicos y privados que participan en la vigilancia nacional de la resistencia antimicrobiana en dichas infecciones.

Referencias

1. Cosgrove SE. The relationship between antimicrobial resistance and patient outcomes: Mortality, length of hospital stay, and healthcare costs. Clin Infect Dis. 2006;15:S82-9. https://doi.org/10.1086/499406 [URL]

2. Organización Mundial de la Salud. Estrategia mundial de la OMS para contener la resistencia a los antimicrobianos, 2001. Fecha de consulta: 19 de agosto de 2013. Disponible en: Disponible en: http://www.antibioticos.msssi.gob.es/PDF/resist_OMS_estrategia_mundial_contra_resistencias.pdf . [URL]

3. Clinical and Laboratory Standards Institute. Performance standards for antimicrobial susceptibility testing; approved standard. Twenty third information supplement. Document M100-S24. Wayne: CLSI; 2014.

4. Monteiro J, Widen RH, Pignatari AC, Kubasek C, Silbert S. Rapid detection of carbapenemase gene by multiplex real-time PCR. J Antimicrob Chemother. 2012; 67:906-9. https://doi.org/10.1093/jac/dkr563 [URL]

5. Bonnin RA, Naas T, Poirel L, Nordmann P. Phenotypic, biochemical, and molecular techniques for detection of metallo-ß-lactamase NDM in Acinetobacter baumannii. J Clin Microbiol. 2012;50:1419-21. https://doi.org/doi:10.1128/JCM.06276-11 [URL]

6. Garza-Ramos U, Morfin-Otero R, Sader HS, Jones RN, Hernández E, Rodríguez-Noriega E, et al. Metallo-betalactamase gene bla(IMP-15) in a class 1 integron, In95, from Pseudomonas aeruginosa clinical isolates from a hospital in México. Antimicrob Agents Chemother. 2008;52:2943-6.https://doi.org/10.1128/AAC.00679-07 [URL]

7. Poirel L, Walsh TR, Cuvillier V, Nordmann P. Multiplex PCR for detection of acquired carbapenemase genes. Diagn Microbiol Infect Dis. 2011;70:119-23. https://doi.org/10.1016/j.diagmicrobio.2010.12.002 [URL]

8. Woodford N, Ellington MJ, Coelho JM, Turton JF, Ward ME, Brown S, et al. Multiplex PCR for genes encoding prevalent OXA carbapenemases in Acinetobacter spp. Int J Antimicrob Agents. 2006;27:351-3. https://doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2006.01.004 [URL]

9. Higgins PG, Lehmann M, Seifert H. Inclusion of OXA-143 primers in a multiplex polymerase chain reaction (PCR) for genes encoding prevalent OXA carbapenemases in Acinetobacter spp. Int J Antimicrob Agents. 2010;35:305. https://doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2009.10.014 [URL]

10. Jones RN, Masterton R. Determining the value of antimicrobial surveillance programs. Diagn Microbiol Infect Dis. 2001;41:172-5. https://doi.org/10.1016/S0732-8893(01)00318-2 [URL]

11. Organización Panamericana de la Salud. Informe Anual de la Red de Monitoreo/Vigilancia de la Resistencia a los Antibióticos. 2010. Fecha de consulta: 2 de diciembre de 2016. Disponible en: Disponible en: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=24101&Itemid=) . [URL]

12. Villalobos A, Díaz M, Barrero L, Rivera S, Henríquez D, Villegas M, et al. Tendencias de los fenotipos de resistencia bacteriana en hospitales públicos y privados de alta complejidad de Colombia. Rev Panam Salud Pública. 2011;30:627-33. https://doi.org/10.1590/S102049892011001200022

13. Grupo para el Estudio de la Resistencia de los Antimicrobianos en Medellín. Microorganismos. Fecha de consulta: 20 de diciembre de 2015. Disponible en: Disponible en: http:// www.grupogermen.org/microorganismos.html [URL]

14. Secretaría Distrital de Salud Pública de BogotáBoletín IAAS 2014. Fecha de consulta: 11 de diciembre de 2016. Disponible en: Disponible en: http://www.saludcapital.gov.co/DSP/Resistencia%20Bacteriana/Boletines/Bolet%C3%ADn%20IAAS%202014.pdf . [URL]

15. Grupo para el Control de Resistencia Bacteriana de Bogotá (GREBO). Boletín informativo, años 2012-2014. Fecha de consulta: 11 de diciembre de 2016. Disponible en: Disponible en: http://www.grebo.org/grebo_site/jgrebo/index.php?option=com_content&view=article&id=73&Itemid=469 [URL]

16. Villegas M, Lolans K, Correa A, Suárez C, López J, Vallejo M, et al. First detection of the plasmid-mediated class A carbapenemase KPC-2 in clinical isolates of Klebsiella pneumoniae from South America. Antimicrob Agents Chemother. 2006;50:2880-2. https://doi.org/10.1128/AAC.00186-06 [URL]

17. López JA, Correa A, Navon-Venezia S, Correa AL, Torres JA, Briceño DF, et al. Intercontinental spread from Israel to Colombia of a KPC-3-producing Klebsiella pneumoniae strain. Clin Microbiol Infect. 2011;17:52-6. https://doi.org/10.1111/j.1469-0691.2010.03209.x [URL]

18. Mojica MF, Correa A, Vargas DA, Maya JJ, Montealegre MC, Rojas LJ, et al. Molecular correlates of the spread of KPC-producing Enterobacteriaceae in Colombia. Int J Antimicrob Agents. 2012;40:277-85. https://doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2012.05.006 [URL]

19. Instituto de Salud Pública de Chile. Programa de Control de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud. Boletín de Resistencia Antimicrobiana, 2015. Fecha de consulta: 9 de diciembre de 2016. Disponible en: Disponible en: http://www.ispch.cl/sites/default/files/BoletinRam-30112015A_0.pdf [URL]

20. Lefebvre B, Lévesque S, Bourgault AM, Mulvey MR, Mataseje LF, Boyd D, et al. Carbapenem non-susceptible Enterobacteriaceae in Quebec, Canada: Results of Laboratory Surveillance Program (2010-2012). PLoS One. 2015;10: e0125076. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0125076 [URL]

21. Saavedra SY, Duarte C, González MN, Ovalle MV. Emergencia de Providencia rettgeri NDM-1 en dos departamentos de Colombia, 2012-2013. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2015. https://doi.org/10.1016/j.eimc.2015.05.011 [URL]

22. O'Mahony R, Quinn T, Drudy D, Walsh C, Whyte P, Mattar S. Antimicrobial resistance in nontyphoidal Salmonella from food sources in Colombia: Evidence for an unusual plasmid localized class 1 integron in serotypes Typhimurium and Anatum. Microb Drug Resist. 2006;12:269-77. https://doi.org/10.1089/mdr.2006.12.269

23. Ribeiro VB, Falci DR, Rozales FP, Barth AL, Zavascki AP. Carbapenem-resistant GES-5-producing Klebsiella pneumoniae in Southern Brazil. Braz J Infect Dis. 2014; 18:231-2. https://doi.org/10.1016/j.bjid.2013.12.002 [URL]

24. Boyd D, Taylor G, Fuller J, Bryce E, Embree J, Gravel D, et al. Complete sequence of four multidrug-resistant MOBQ1 Plasmids harboring blaGES-5 isolated from Escherichia coli and Serratia marcescens persisting in a Hospital in Canada. Canadian Nosocomial Infection Surveillance Program. Microb Drug Resist. 2015;21:253-60. https://doi.org/10.1089/mdr.2014.0205 [URL]

25. Silva F, Cifuentes M, Pinto E. Resultados de la vigilancia de susceptibilidad antimicrobiana en Chile: consolidando una red. Rev Chil Infect. 2011;28:19-27. https://doi.org/10.4067/S0716-10182011000100004 [URL]

26. Correa A, Del Campo R, Perenguez M, Blanco VM, Rodríguez-Baños M, Pérez F, et al. Dissemination of high-risk clones of extensively drug-resistant Pseudomonas aeruginosa in Colombia. Antimicrob Agents Chemother. 2015;59:2421-5. https://doi.org/10.1128/AAC.03926-14 [URL]

27. Vanegas JM, Cienfuegos AV, Ocampo AM, López L, del Corral H, Roncancio G, et al. Similar frequencies of Pseudomonas aeruginosa isolates producing KPC and VIM carbapenemases in diverse genetic clones at tertiary-care hospitals in Medellín, Colombia. J Clin Microbiol. 2014;52:3978-86. https://doi.org/10.1128/JCM.01879-14 [URL]

28. Dortet L, Poirel L, Nordmann P. Worldwide dissemination of the NDM-type carbapenemases in Gram-negative bacteria. Biomed Res Int. 2014;2014:249.856. https://doi.org/10.1155/2014/249856 [URL]

29. Villegas MV, Kattan JN, Correa A, Lolans K, Guzmán AM, Woodford N, et al. Dissemination of Acinetobacter baumannii clones with OXA-23 carbapenemase in Colombian hospitals. Antimicrob Agents Chemother. 2007;51:2001-4. https://doi.org/10.1128/AAC.00226-07 [URL]

30. Saavedra SY, Núñez JC, Pulido IY, González EB, Valenzuela EM, Reguero MT, et al. Characterization of carbapenemresistant Acinetobacter calcoaceticus--A. baumannii complex isolates in a third level hospital in Bogotá, Colombia. Int J Antimicrob Agents. 2008;31:389-91. https://doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2007.12.008 [URL]

31. Mostachio AK, Levin AS, Rizek C, Rossi F, Zerbini J, Costa SF. High prevalence of OXA-143 and alteration of outer membrane proteins in carbapenem-resistant Acinetobacter spp. isolates in Brazil. Int J Antimicrob Agents. 2012;39:396401. https://doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2012.01.021 [URL]

32. Zander E, Bonnin RA, Seifert H, Higgins PG. Characterization of blaOXA-143 variants in Acinetobacter baumannii and Acinetobacter pittii. Antimicrob Agents Chemother. 2014;58:2704-8. https://doi.org/10.1128/AAC.02618-13 [URL]

33. Correa A, Montealegre MC, Mojica MF, Maya JJ, Rojas LJ, De La Cadena EP, et al. First report of a Pseudomonas aeruginosa isolate coharboring KPC and VIM carbapenemases. Antimicrob Agents Chemother. 2012;56: 5422-3. https://doi.org/10.1128/AAC.00695-12 [URL]

34. Saavedra SY, Duarte C, González MN, Realpe ME. Caracterización de aislamientos de Pseudomonas aeruginosa productores de carbapenemasas de siete departamentos de Colombia. Biomédica. 2014;34:217-23. https://doi.org/10.7705/biomedica.v34i0.1685 [URL]

35. Rojas LJ, Mojica MF, Blanco VM, Correa A, Montealegre MC, De La Cadena E, et al. Emergence of Klebsiella pneumoniae coharboring KPC and VIM carbapenemases in Colombia. Antimicrob Agents Chemother. 2013;57:1101-2. https://doi.org/10.1128/AAC.01666-12 [URL]

36. Quiles MG, Rocchetti TT, Fehlberg LC, Kusano EJ, Chebabo A, Pereira RM, et al. Unusual association of NDM-1 with KPC-2 and armA among Brazilian Enterobacteriaceae isolates. Braz J Med Biol Res. 2015;48:174-7. https://doi.org/10.1590/1414-431X20144154 [URL]

37. Karthikeyan K, Thirunarayan MA, Krishnan P. Coexistence and armA in clinical isolates of Acinetobacter baumannii from India. J Antimicrobial Chemother. 2010;65:2253-4. https://doi.org/10.1093/jac/dkq273 [URL]

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM




Revista Biomédica -  https://doi.org/10.7705/issn.0120-4157
ISSN 0120-4157

Instituto Nacional de Salud
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD
Avenida Calle 26 No. 51-20
Apartado aéreo 80334 y 80080
Bogotá, D.C., Colombia, S.A.
Teléfono: 05712207700 Ext. 1386
Correo electrónico: biomedica@ins.gov.co