Úlcera aterosclerótica penetrada en cayado aórtico

  • Rubén Gómez Servicio de Cardiología, Hospital de Laredo, Laredo, Cantabria, España
  • Cristina Fleitas Atención Primaria, Torrelavega, Cantabria, España
  • Carlos Teja Servicio de Urgencias, Hospital de Laredo, Laredo, Cantabria, España
  • Miguel Carrascosa Servicio de Medicina Interna, Hospital de Laredo, Laredo, Cantabria, España
  • Xavier Arrastio Servicio de Cardiología, Hospital de Laredo, Laredo, Cantabria, España
  • Isabel Celemín Servicio de Cardiología, Hospital de Laredo, Laredo, Cantabria, España
Palabras clave: palabras clave, aterosclerosis, aorta, tomografía, úlcera

Resumen

El síndrome aórtico agudo constituye un proceso agudo de la pared aórtica que debilita la capa media, condicionando un riesgo potencial de complicaciones graves. En la mayoría de los casos se debe a una disección de aorta (80%), pero existen otras dos entidades que con menor frecuencia lo condicionan, como el hematoma intramural (15%) y la úlcera aterosclerótica penetrada (5%) (1,2). Se presenta el caso de un varón de 49 años, fumador, hipertenso y dislipémico no controlado farmacológicamente, que acude al servicio de urgencias refiriendo un dolor en el centro del tórax de inicio súbito, intenso y no irradiado, de tres horas de evolución. No presentaba compromiso hemodinámico y el dolor no se aliviaba con nitroglicerina ni morfina. Los electrocardiogramas seriados, la radiografía de tórax, así como las enzimas cardiacas, no mostraron alteración alguna. Ante la sospecha clínica de un síndrome aórtico agudo. se realizó un angio-TC (figura 1A) que evidenció en el contorno izquierdo del cayado aórtico, medio centímetro después de la salida de la arteria subclavia izquierda, una formación sacular abollonada, sobre una zona de calcificaciones parietales, compatible con una úlcera aórtica aterosclerótica. La úlcera aterosclerótica penetrada aguda y sintomática tiene un riesgo igual o superior a la disección clásica, sobre todo las localizadas en aorta ascendente (3), por lo que se aconseja un tratamiento invasivo, ya sea quirúrgico o basado en el implante por cateterismo de prótesis endoluminales (4). Integrando el cuadro clínico con el hallazgo de la tomografía, ante el riesgo potencial de complicaciones graves y lo impredecible de la evolución, se implantó por vía femoral una endoprótesis autoexpandible Relay de 30 mm x 100 mm con buen resultado (figuras 1B y 1C).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Referencias

1. Vilacosta I, San Roman JA. Acute aortic syndrome. Heart. 2001;85:365-8.
2. Evangelista A. Avances en el síndrome aórtico agudo. Rev Esp Cardiol. 2007;60:428-39.
3. Coady MA, Rizzo JA, Elefteriades JA. Pathologic variants of thoracic aortic dicsections. Penetrating atherosclerotic ulcers and intramural hematomas. Cardiol Clin 1999;17:637-57.
4. Ince H, Nienaber CA. Tratamiento de los síndromes aórticos agudos. Rev Esp Cardiol. 2007;60:526-41.
Publicado
2008-09-01
Cómo citar
Gómez, R., Fleitas, C., Teja, C., Carrascosa, M., Arrastio, X., & Celemín, I. (2008). Úlcera aterosclerótica penetrada en cayado aórtico. Biomédica, 28(3), 317-318. https://doi.org/10.7705/biomedica.v28i3.70
Sección
Imágenes en biomedicina